ActionAid insta por justicia tributaria como forma de garantizar un financiamiento adecuado y sostenible para la educación

En el contexto de la Semana de Acción Mundial para la Educación (SAME), ActionAid participó en la Conferencia Panafricana de Educación de Alto Nivel (PACE) en Nairobi, y en esta ocasión argumentó que los países de la Unión Africana podrían transformar sus sistemas educativos si los gobiernos recortaran los incentivos fiscales que hoy conceden a algunas de las empresas más ricas del mundo.

ActionAid instó a los gobiernos a que reduzcan los incentivos fiscales perjudiciales, que agotan los fondos de la educación en sus países, subrayando que este sería un paso clave en el sentido de garantizar los recursos suficientes para implementar el Objetivo de Desarrollo Sostenible 4 de la Agenda de Desarrollo 2030, referido a la educación.

Se han logrado avances en la financiación de la educación con la Conferencia de Financiamiento de la Alianza Mundial por la Educación (GPE, por su acrónimo en inglés), que tuvo lugar en Senegal en febrero de 2018, donde los países en desarrollo y donantes se comprometieron a aumentar la financiación educativa [sepa más]. Sin embargo, ActionAid defiende que se podrá hacer mucho más caso los gobiernos miren más allá del porcentaje del presupuesto público total que se gasta en educación, y aumenten el tamaño de los presupuestos nacionales, desde la ampliación de su base tributaria nacional.

Julie Juma, de ActionAid Malawi, señaló: "Durante años, muchos de estos gobiernos han avanzado hacia la meta de investir el 20% de sus presupuestos nacionales en educación, pero el 20% de un pastel pequeño es una cantidad pequeña. Si queremos movilizar el dinero que se necesita urgentemente para la educación, los países ahora deben enfocarse en formas de expandir su base tributaria. Se pueden hacer algunos avances rápidos para aumentar los ingresos fiscales mediante la eliminación de los incentivos fiscales perjudiciales otorgados a las empresas multinacionales. Esto podría permitir que algunos países dupliquen su presupuesto de educación".

ActionAid presentó los hallazgos del informe "Haciendo que los impuestos funcionen para la educación de las niñas: cómo y por qué los gobiernos pueden reducir los incentivos fiscales para invertir más en la educación de las niñas" en el evento PACE.

Además, ActionAid elaboró breves historias en video con el apoyo de la Agencia Noruega de Cooperación para el Desarrollo (NORAD), que muestran cómo niñas, docentes y comunidades alrededor del mundo luchan para que una mejor educación sea financiada de manera sostenible a través de la justicia tributaria. Los videos son de Tanzania, Malawi, Nepal y Mozambique (ese último disponible en portugués e inglés).

Esta movilización influenció la Declaración de Nairobi, que resultó de la Conferencia PACE. El artículo 10 del documento señala que, recordando el compromiso de los Estados miembros de la ONU de asignar progresivamente, al menos, del 4 al 6% del Producto Interno Bruto (PIB), y/o al menos del 15 al 20% del gasto público total para la educación, de acuerdo con los principios de las 4 S: tamaño total del presupuesto educativo (size); porcentaje del PIB y del presupuesto público total que se dedica a la educación (share); sensibilidad del gasto educativo, priorizando la superación de brechas sociales y la garantía de los derechos de las personas que más necesitan (sensitivity); y escrutinio/participación social en la definición y el seguimiento a la ejecución del presupuesto educativo (scrutiny); los gobiernos se comprometen a:

  1. Movilizar fondos adicionales para la educación, incluyendo financiación innovadora, fondos nacionales de educación y la consideración del propuesto del Fondo de Educación para África;
  2. Instar por reformas fiscales para aumentar los ingresos públicos y la participación de los recursos públicos en la financiación de la educación y los servicios sociales relacionados;
  3. Asegurar una asignación más equitativa de los recursos educativos, teniendo en cuenta la diversidad, la inclusión y los fondos de contingencia para emergencias;
  4. Asignar recursos específicos para la contratación y el desarrollo profesional de docentes y otro personal educativo;
  5. Mejorar la eficiencia, la transparencia y la rendición de cuentas.

“Es increíble que las y los Ministras/os de Educación de África se conviertan en defensoras/es activas/os de las reformas tributarias como un medio clave para aumentar el financiamiento de la educación. Espero que veamos acciones y compromisos similares en otras regiones y en la Alianza Mundial por la Educación en los próximos meses”, señala David Archer, coordinador de Desarrollo de Programas de la ActionAid.

Foto: World Menstrual Hygiene Day

Realización: Campaña Latinoamericana por el Derecho a la Educación
Av. Prof. Alfonso Bovero, 430, conj. 10 - Perdizes, São Paulo, 01254-000, Brasil
Tel. +55 11 3853-7900 | [email protected]

Edición web:
Samuel Grillo ([email protected]) y
Fabíola Munhoz ([email protected])

Campaña Latinoamericana por el Derecho a la Educación by CLADE is licensed under a Creative Commons
Attribution-Noncommercial-No Derivative Works 3.0 United States License. Permissions beyond the scope
of this license may be available.
Crédito de las fotos usadas en la identidad visual de esta página web: Mídia Ninja

Design by Ateliê de Comunicação